Del idealismo de españoles por el mundo a la migración forzada

186H

Imagen: splitshire

Recuerdo aquellos años, allá por el 2006, 2007, 2008 en los que me embobaba en la tele, viendo uno de mis programas favoritos, Andaluces por el mundo, y un poco más tarde llegó Españoles, me fascinaban las historias, las experiencias lo que hacían, las comidas, me atrapaba e inspiraba como pocos programas, lo disfrutaba muchísimo.

  Y es que viajar siempre ha sido una de mis pasiones, nunca fui una niña caprichosa de barbies, muchos jugetes, o de pataletas, pero cuando había un viaje en el colegio, o en el instituto, ahí si sacaba mi repertorio de estrategias, argumentos y lloros para conseguía ir a ese viaje, no había opción de que no fuera, no la había, y al final lo conseguía, mi madre nunca quería que fuera, así que había batallitas jeje.

Cuando hice mi primer viaje al extranjero me acuerdo que tenía una mezcla de excitación y miedo por todo mi cuerpo.

Había terminado el bachillerato y unos pocos días me iría un mes con una beca a Francia, viviría con una familia francesa en su casa.

Fue una experiencia fantástica, aprendí francés, conocí gente, y viví con una familia que no era la mía, tener que adaptar a sus costumbres, comidas, y a no entender nada al principio fue difícil, al cabo de los días todos fue cambiando, y se convirtió en algo fantástico, un recuerdo imborrable que me cambio la vida.

Así que entre la mezcla de mi primera sensación en el extranjero y de programas como Andaluces por el mundo, o Españoles por el mundo, no tuve dudas durante la carrera tenía que irme de erasmus no podía ser de otro modo y así fue me fui a Wroclaw Polonia.

Y Fue otro año increíble lleno de experiencias, aprendizaje, mejoré mi inglés, aprendí un poco de polaco, viajé, salí de fiesta y conocí a un montón de gente.
Al llegar iba a terminar la Carrera y chocar con el mundo verdadero, creyendo que mi mejor arma, sería un cargamento de Curriculums, cursos, inglés y extras varios.

Así que aproveché una oportunidad que me llego de casualidad y un menos de un mes y medio ya estaba en México sola y con ganas de afrontar una nueva aventura, que si hubiera hecho caso a las noticias de México en los telediarios, jamás hubiera hecho.
Una vez terminada la aventura cargadas de nuevas asignaturas, buenos paisajes, buena comida y mejores personas.

La realidad llamaba a la puerta de nuevo y esta vez no podía evitarla, me la encontraría frente a frente, desafiante, más segura de sí misma que yo, y me ofrecía 3 alternativas:

1. Mandar cientos de correos con mi CV y esperar por probabilidades que al menos el 1% contestaran, bueno pues ni eso, bueno creo que solo recibí una respuesta:

-“nos interesa tu perfil, pero en este momento no tenemos vacantes.”

2. La del típico meme de Salidas laborales en España: por mar, tierra y aire.

3. Montar mi propio negocio, emprende, emprende y emprende.

Al final hice un poco de las tres: Mandar cientos de Curriculums, irme a méxico de nuevo, más por amor que por otra cosa, pero también unido al hecho de buscar trabajo allí, y luego a España otra vez, junto a mi pareja para emprender.

Y te cuento todo esto porque tu seguro te encuentras en una situación parecida, quizás nunca te ha gustado viajar, o no te ha apetecido, pero si te has visto obligado a salir de tu país, porque no había alternativas, o las que había en España no eran suficientes, quizás te hayas ido al extranjero por gusto cómo yo, pero la verdad es que poder trabajar en tu país te gustaría, o al menos poder trabajar de una manera que te de tranquilidad económica y te permita trabajar en lo que te gusta, dónde quieras, un tu pueblo de todo la vida, o dando la vuelta al mundo.

La migración forzada se produce cuando en tus objetivos o tu visión, no estaba viajar, o irte a un país que no es el tuyo, cuando lo haces porque no hay alternativas, pero no es tu decisión de vida, no es lo que querías, y eso es lo que ha pasado estos últimos años en España, Unido a la fuga de cerebros y de talento que no están produciendo ni haciendo crecer a su país, porque la investigación está “superrequete” recortada.

Pero no voy a entrar a despotricar al gobierno, alguna vez lo he hecho la verdad me quita las energías, no me ayuda, no me deja crecer, sino que me deprime y además siento que mi destino depende de ellos y no de mí, y no hay nada más frustrante que eso.

No estoy diciendo que no debamos luchar por nuestros derechos, y por el bienestar de la gente, sino que sí solo te quejas, y te quejas, y te quedas en tu casa, y no haces nada por ti, esperando a que lo hagan los partidos viejos, o los nuevos, me parece que vas a tener poco resultados, ósea me refiero a que te muevas, a que hagas algo, a que busques soluciones a tus problemas.

Cambiar el chip en ese aspecto me ha ayudado mucho, y me ha abierto las puertas a afrontar mi destino con responsabilidad, y a enfocarme en lo que quiero, y lo que me gusta también me está ayudando mucho.

Pero vamos al grano lo que de verdad quiero decir con este artículo y quiero que se reflexione es que a pesar de todas las dificultades que tenemos cómo jóvenes sobre todo con la opciones laborales, es que hay posibilidades y hay alternativas, no son las que esperábamos cuando comenzamos la carrera. Pero sí las hay, el panorama ha cambiado y nuevos proyectos salen a flote, nuevas formas de trabajar, es decir el trabajo tal y cómo lo conocíamos, cada vez va ser menor.

¿Y cuáles son algunas estas nuevas alternativas?

Voy a hablar de varias opciones:
Innovación ambiental, es decir todo tipo de trabajos que aproveche los recursos de una manera sostenibles, incluso lo que conocemos cómo basura se convierte en una opción laboral.

Empresas sociales: solucionar problemas sociales con una empresa, está siendo ya una de las alternativas que están creciendo y generando empleos en zonas desfavorecidas
Empresas tecnológicas y emprendimiento digital y atención a la tercera edad

Definitivamente el futuro que se viene es por un lado un futuro más sostenible, más ecológico y al mismo tiempo aunque a algunos les resulte contradictorio más tecnológico, y es que si medio ambiente y tecnología se dan la mano se pueden lograr grandes avances.

Las cosas están cambiando pero no tienen que ser para peor, es más una cuestión de adaptarse al cambio que de querer seguir aferrado a algo que ya no funciona.

The following two tabs change content below.
Hola soy Rocío, tengo los apellidos repe: Olivares, Olivares, así que no tengo más remedio que ser de Jaén. He estudiado ciencias ambientales, y agricultura ecológica. Aquí cuento mi transición y mis inquietudes hacia un estilo de vida más sostenible y ayudo a aquellas personas que quieren emprender de manera ecológica (sin greenwashing claro) a que tenga más claridad con su proyecto. Buscar una vida que nos llene y cuida el planeta está en nuestras manos. ¿Te animas?

Latest posts by Rocío Olivares Olivares (see all)

Trackbacks

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *